Abaco
Principal
 
Volver
   
Guía para clientes e inversores de Popular

Los clientes con depósitos o créditos de Popular pasan a serlo de Santander y no tienen nada que temer. Los accionistas y tenedores de bonos subordinados del banco pierden toda su inversión.

La resolución de Popular y su venta por un euro a Santander afecta a los 305.152 accionistas y a los tenedores de deuda subordinada del banco presidido hasta ayer por Emilio Saracho, ya que perderán toda su inversión. Pero no a los 4,6 millones de clientes de la entidad ni a los partícipes de sus fondos de inversión y planes de pensiones. Popular pasa a pertenecer a Santander a todos los efectos, con las consiguientes garantías que otorga la entidad.

¿Qué pasa ahora con los depositantes de Popular? Tranquilidad total. Los clientes de Popular que tuvieran depósitos con el banco pasarán a ser clientes de Santander, pero no sufrirán ninguna pérdida. Su situación no corría peligro en ningún caso si tenían menos de 100.000 euros, ya que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) cubre esta cantidad, incluso en el caso de que Popular hubiera quebrado. Como, además, ha sido adquirido por Santander, no hay ningún cambio sustancial ni ningún peligro para los depositantes.

Como recomendación general, los expertos aconsejan a los clientes con más de 100.000 euros en una cuenta que diversifiquen sus ahorros entre varias entidades.

Tampoco hay ningún riesgo para quienes tengan cuentas corrientes con el banco. Sólo aquellos que tengan depósitos estructurados que estén vinculados a acciones o bonos de Popular, pueden sufrir pérdidas.

¿Cómo actuar si se tiene una hipoteca con el banco? Tampoco tienen de qué preocuparse los clientes de Popular que tengan créditos con la entidad. Ninguna novedad. Quienes tengan un préstamo o una hipoteca con el banco pasarán a tener que cumplir con sus obligaciones de pago con Santander, en las mismas condiciones que firmaron.

Los clientes que hayan emprendido acciones legales contra el banco para la devolución de lo cobrado de forma irregular por las cláusulas suelo, o los que hayan comenzado el procedimiento de devolución, tendrán que tratarlo directamente con Santander.

¿Qué ocurre si es accionista de Popular? Los titulares de acciones de Popular han perdido toda su inversión, porque el banco pasa a no valer nada. Su cotización está suspendida pero, como remarcaba ayer la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un comunicado "no es previsible que las acciones de Popular vuelvan a cotizar".

Los inversores en los títulos del banco acumulaban cuantiosas pérdidas por las fuertes caídas en Bolsa de la entidad. Pero, ahora que Popular no vale nada, los accionistas del banco lo pierden todo, a la espera de que puedan emprender acciones legales contra el banco, si entienden que sus responsables no compartieron información adecuada sobre su estado real.

Entre los accionistas de Popular estaban, además de los minoristas que apostaran por el banco, los partícipes de fondos de inversión, planes de pensiones, Sociedades de Inversión de Capital Variable (Sicav) o fondos cotizados (ETF) que invertían en títulos del banco, y cuya participación tendrán que valorar ahora a cero.

Los ETF son productos que se dedican a replicar la evolución de un índice, lo que significa que deben invertir en todas las acciones que lo forman. Por eso, los fondos cotizados que seguían la evolución del Ibex 35 invertían sí o sí en Popular, ya que formaba parte del selectivo.

¿Qué puede hacer si tiene bonos de Popular? Los propietarios de bonos de Popular están en situaciones diametralmente opuestas en función del tipo de deuda que tengan en su cartera. Si son tenedores de deuda sénior (ver información adjunta), salen ganando, puesto que se ponen al nivel de los bonos sénior de Santander, que tiene una calificación crediticia superior a la de Popular. Ocurre todo lo contrario para los tenedores de bonos contingentes convertibles en acciones (CoCos) y de deuda subordinada, que se convierten en acciones y, por tanto, pasan a no valer nada.

La mayoría de los tenedores de bonos subordinados de Popular son inversores institucionales, como clientes de banca privada o fondos de inversión. Casi todos los bonos subordinados de Popular tienen un nominal de 100.000 euros, una barrera de acceso que impide que lo compren clientes minoristas. Pero el banco tiene dos emisiones de bonos subordinados con un nominal inferior, de 1.000 euros.

En estas últimas emisiones, de las que Popular colocó 450 millones de euros, sí puede haber inversores minoristas. De hecho, la entidad vendió en 2011 estos bonos entre pequeños inversores en sus oficinas, atraídos por sus elevados cupones, del 8% y el 8,25%, respectivamente. Estos cupones elevados responden, precisamente, al riesgo que implican, mayor al de otro tipo de deuda, porque cuando hay problemas en la entidad, como ha ocurrido finalmente con Popular, se convierten en acciones.

Las instituciones de inversión colectiva (fondos, planes de pensiones y Sicav) que tuvieran bonos subordinados deben valorar ahora esa participación a cero euros.

¿Y si tiene fondos de Allianz Popular? Nada cambia. Allianz Popular es una gestora participada al 60% por la aseguradora Allianz y al 40% por Popular. Está por ver qué sucede con esta sociedad, fruto del pacto entre Allianz y Popular, que tienen un acuerdo de bancaseguros. Pero lo que es seguro es que Santander compra también las filiales de Popular y, con ellas, el 40% que controla en la gestora. Los partícipes de fondos de inversión de Allianz Popular no tienen nada que temer. Para empezar, porque incluso aunque la entidad hubiera quebrado, los fondos de inversión están fuera del balance de los bancos. Si se hubiera llegado a este escenario, se habrían liquidado los activos de los fondos para devolver el dinero a los inversores. No será el caso, puesto que Santander compra la participación de Popular en la gestora.

Según fuentes del mercado, aquellos fondos garantizados de Popular, cuya garantía otorgaba la propia entidad, pasarán a tener la cobertura de Santander. Estos fondos aseguran, por ejemplo, que a vencimiento se pagará una determinada cantidad sea cual sea el comportamiento del mercado.

En principio, los partícipes de fondos de Allianz Popular podrán acogerse a lo que se llama derecho de separación. Fernando Luque, de la consultora Morningstar, explica que es "el derecho que tiene todo partícipe de salirse del fondo sin pagar comisión de reembolso en caso de modificación significativa del reglamento o folleto explicativo".

 Fecha: 07/06/2017 Categoría: Economía y Empresa




 



Aviso Legal  |  © 2011  |  Diseño Web: Artcom multimedia